Tuesday 16th January 2018,
ConstructoresRD.com

Advierten de la vulnerabilidad en la construcción de nuevas escuelas

Advierten de la vulnerabilidad en la construcción de nuevas escuelas

Según el Ing. Reyes Madera: “De seguirse construyendo así, muchos de los nuevos planteles no resistirían un gran terremoto”

Las nuevas escuelas que se construyen pueden ser un riesgo para más de 300 mil estudiantes, profesores y personal administrativo, en caso de que se produzca un terremoto de gran intensidad, como temen ingenieros, sismólogos y geólogos.

Aunque estructuralmente los nuevos planteles están diseñados de acuerdo con el Reglamento para el Análisis y Diseño Sísmico de Estructuras del Ministerio de Obras Públicas, estas normas se van dejando de lado en el proceso de construcción hasta su terminación.

Y los ingenieros estructurales sostienen que las estructuras no funcionan como se diseñan y se calculan, sino como finalmente se construyen.

De acuerdo con el ingeniero sismorresistente Leonardo Reyes Madera, presidente de la Sociedad Dominicana de Sismología e Ingeniería Sísmica, y uno de los autores del Código o Reglamento Sísmico, “lo que estamos viendo es que se están repitiendo los mismos errores del pasado, y lo que tendremos al final serán escuelas similares e iguales que las que tenemos, que ante cualquier evento de menor magnitud sufren daños serios”.

“Si se terminan ignorando al momento de construir lo requerido por las normas sísmicas y la Guía para la Construcción de Escuelas Seguras, ante un evento de gran magnitud, como de escala siete u ocho, estas nuevas escuelas  no van a resistir y la catástrofe sería enorme si el sismo ocurre en un momento en que se esté impartiendo docencia”, dijo.

Sostuvo que lo que se está haciendo es sumamente grave, ya que las escuelas (y los hospitales) son edificaciones esenciales, es decir, que ante un gran evento natural o sísmico deben mantenerse en pie y brindando servicios, incluso como refugios en el caso de los planteles escolares.

La observación la hace Reyes Madera a propósito de una visita que hizo a varias escuelas de Santo Domingo Este, San Pedro de Macorís, Boca Chica y San Cristóbal con el fin de observar directamente la construcción de las escuelas, desde los cimientos hasta su terminación.

“Hemos observado escuelas de las que se construyen actualmente donde hay muros de bloques pegados de las columnas, creando esta situación el efecto de columnas cortas, y que están sujetas a fallar ante un evento sísmico como el que estamos esperando”, sostiene.

¿Qué es el efecto columna corta?

El ingeniero Martín Alonso Rodríguez explica que este efecto se produce cuando en una construcción se pegan las paredes de bloques a las columnas, funcionando la estructura como un todo e impidiendo la posibilidad de movimientos horizontales durante un sismo, lo que eventualmente hace que la construcción colapse.

El presidente de SODOSISMICA subraya que para que las estructuras no colapsen durante un terremoto, “éstas deben ser capaces de absorber o consumir la energía entrante mediante los miembros portantes de la misma”.

“Las columnas consumen esta energía mediante los desplazamientos que experimentan, los cuales son proporcionales a sus longitudes, por lo que la capacidad de consumir energía en las columnas cortas es muy baja y tienden a fragmentarse más rápidamente”, apunta.

Reyes Madera recuerda que en terremotos pasados se ha observado que los edificios aporticados de hormigón armado, con columnas de diferentes alturas libres dentro de un mismo piso, las columnas que más daños sufrieron fueron las cortas, en comparación con las más largas, lo que significa que a mayor rigidez lateral de una columna hay más resistencia a la deformación, por tanto mientras mayor es la rigidez, mayor será la fuerza necesaria para deformarla.

Al respecto, Alonso Rodríguez explica que cuando se habla de edificaciones aporticadas lo que se quiere decir es que éstas son estructuras de concreto armado formadas solamente por vigas y columnas en ambas direcciones, siendo además, las que soportan las cargas muertas, vivas y las fuerzas sísmicas por estar unidas entre sí.

Repitiendo errores

El ingeniero Leonardo Reyes Madera lamentó que se estén construyendo planteles con las mismas deficiencias de las existentes, a pesar de contar con uno de los reglamentos sísmicos más modernos y actualizados del área.

Para sostener sus planteamientos, Reyes Madera toma como ejemplo tres planteles: el liceo La Ureña, en Santo Domingo Este; la escuela básica Marta Rosa del Castillo, de Andrés, Boca Chica, y la Hermanas Mirabal, de Semana Santa, San Cristóbal.

Los tres planteles son levantados partiendo del mismo plano elaborado por el Ministerio de Obras Públicas.

Escuelas

En La Ureña, por ejemplo, se observa que se usan los materiales adecuados, como los blocks, las varillas, el cemento y el foam o nieve seca separando las paredes y las columnas.

Esto, según explicó el ingeniero residente de la obra Abel Castillo, hace que durante un sismo las paredes se muevan de forma separada y evita roturas graves.

Sin embargo, el ingeniero Reyes Madera observó que dichas separaciones no existen en las escaleras, “que son fundamentales como vías de salida ante una situación de emergencia”, porque aquí se pegaron los muros de bloques directamente a las columnas. Según sostuvo, dichas escaleras bien pueden colapsar.

Mientras que en la Marta Rosa del Castillo el presidente de Sodosísmica observó columnas y paredes unidas, ya sea por el pañete o porque fueron pegadas directamente.

En la escuela Hermanas Mirabal, ya a punto de ser inaugurada, se observó que la gruesa capa de pañete unía las paredes de bloques a las columnas, como si fueran un solo elemento de la construcción tales como pórticos, losas, columnas y paredes.

“Esa unión por el pañete impide los movimientos separados de paredes y columnas en caso de algún terremoto, pues funcionan como columnas cortas y causan el mismo efecto de quiebre, ya que en esas áreas de uniones lo que debe usarse es masilla y no cemento, explica.

Falla en la supervisión

“Lo lamentable es que como hemos podido observar, se comienza bien y se termina mal”, comenta Reyes Madera, “y eso no es más que un problema de no contar con una supervisión con suficiente experiencia y comprometida con el problema sísmico nacional”.

“Los misterios de Educación y de Obras Públicas, así como la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado deben implementar un sistema de supervisión consciente del problema sísmico de las edificaciones escolares en la construcción de las escuelas, para que se tome en cuenta la correcta aplicación del reglamento, garantizando así que nuestras nuevas escuelas serán sismo-resistentes, pues una inversión tan importante, de tanto compromiso y de tanta responsabilidad no puede adolecer de las mismas deficiencias de las escuelas existentes, ya harto conocidas”, subrayó.

“Sin una supervisión profesional, dedicada, muchas de estas edificaciones no resistirían un gran sismo”, apuntó.

Observación

Martín Alonso Rodríguez

Ingeniero

“En las edificaciones como escuelas y hospitales no se puede construir de forma tal que se reproduzca el llamado efecto de columna corta, ya que si se produce un movimiento telúrico de enorme magnitud esas estructuras no lo resistirían, causando mucho daño”.

Los cimientos
Tal como manda el Reglamento para el Análisis y Diseño Sísmico de Estructuras del Ministerio de Obras Públicas, al comenzar a construir los nuevos planteles se cumplen las normas, tales como columnas reforzadas con doble línea de amarre, como se observa en la fotografía.

En medio del proceso
Para permitir los movimientos de forma independiente de las columnas y paredes se usa el llamado foam o nieve seca, como se observa en la escuela La Ureña. En esta misma escuela esta norma no fue observada en el área de las escaleras, vitales en casos de emergencia.

La terminación
En el proceso de construcción las normas de sismo-resistencia dejan de observarse en la medida en que la obra avanza, hasta terminar uniendo vigas y paredes por medio del cemento en vez de usar masilla, lo que ante un sismo puede hacer colapsar la estructura.

10,000
INICIATIVA El gobierno del presidente Danilo Medina se ha propuesto construir para finales de este año 10 mil nuevas aulas.

Rafael Alonso Rijo – El Caribe

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response