Monday 11th December 2017,
ConstructoresRD.com

Un espacio a la inglesa, matizado de Caribe

Un espacio a la inglesa, matizado de Caribe

Aunque la pareja de esposos que lo habita ya no cuenta con el espacio ajardinado de su residencia anterior, ahora disfruta del Mirador Sur (el jardín más grande de Santo Domingo) desde el séptimo piso de una de las torres que emergen de la avenida Anacaona.

Hace ya una década que la anfitriona y asidua visitante del Mirador Sur divisó el edificio que hoy ocupa junto a su esposo. En una de sus caminatas matutinas penetró a la infraestructura en plena construcción y subió a la rampa que la llevó –como guiada por el destino– al que sería su futuro apartamento, y del que se enamoró de inmediato.

No bien se ingresa al recibidor de esta casa se percibe que la decoración está matizada por rasgos del estilo inglés clásico reinterpretado en el Caribe, donde según explica el arquitecto y paisajista, Johnny Tejeda Schery: “Imperan los colores cálidos con toques de contemporaneidad haciendo uso de materiales contrastantes, como pajilla y rattán, en algunas piezas mobiliarias”.
Armonía ambiental
La terraza es, sin duda alguna, el área que cautivó de inmediato a la señora de la casa. Su esposo y ella coinciden en el deleite que les brinda el balcón de su residencia al permitirles ver pasar a la gente, divisar el mar y relajarse…

En este lugar donde se desayuna, almuerza, lee y hasta se “echa una siestecilla” predomina la decoración que corre a cargo de la espectacular vista al exterior, con un matiz más ligero y contemporáneo y en consonancia con el resto de la casa.
Atravesando la sala, que exhibe un estilo inglés en su mobiliario, colores y texturas, se llega al comedor: el lugar más visitado por familiares y amigos, pues la mejor forma de compartir para estos anfitriones de ascendencia española es en la sobremesa. A ellos les gusta cocinar, y lo hacen a gran escala; un pasatiempo que justifica la presencia de una mesa con doce sillas que preside el comedor y que es capaz de acoger hasta 16 comensales, si fuera necesario.

Sobre esta mesa central de madera noble reina una majestuosa lámpara -descubierta casualmente por su dueña en una caja de la antigua tienda de decoración propiedad de su madre- : toda una antigüedad que fue restaurada hace poco y que deslumbra a todos con su belleza.
El espejo que tapiza una de las paredes laterales del comedor permite redimensionar el alargado espacio; justo al pie del cristal se observa una repisa de mármol cuya base luce un diseño inspirado en piezas arquitectónicas griegas ((se encuentra adosada a la pared y se yergue flotante para transmitir movimiento).
La propietaria del apartamento opina que el hogar no debe ser un escaparate, pues las cosas son para usarse, y con este criterio dispuso la colocación de una imponente mesa de ajedrez que -con sus piezas de marfil y las cuatro sillas ancestrales que le rodean- invita al deleite de todos los amantes del juego, en un rincón estratégico de la sala.

Entre ángeles y crucifijos también se evidencia el fervor religioso de la familia, presente en el dormitorio principal y en las habitaciones de sus dos hijos, las que presentan sobriedad y armonía en la decoración de sus espacios.

Copiado del: Diario Libre

 

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response